Google+ Última Hora Lara: Chiveras cerraron sus puertas por falta de repuestos

Chiveras cerraron sus puertas por falta de repuestos

Muchos de estos negocios cerraron sus puertas por falta de vehículos que desarmar para aprovechar sus repuestos

En Barquisimeto las chiveras se vinieron "palo a bajo" con la crisis económica del país. Muchos de estos negocios cerraron sus puertas por falta de vehículos que desarmar para aprovechar sus repuestos. Aunque la venta de repuestos usados se incrementó, ya no hay nada que vender. La gente ya no abandona los carros viejos sino que los arregla y los pone en circulación

Kleiber Cumaná duro más de un mes con el camión cisterna parado por falta de pistones. Recorrió la casas de repuestos y las importadoras, pero solo se inscribía en la lista de espera. Fue en una chivera de Pavia donde encontró el repuesto y ya comenzó nuevamente a distribuir agua a las comunidades del oeste de la ciudad.

Richard Vargas, lleva 18 años comprando carros viejos en desuso pero con piezas en buen estado para venderlo al detal a conductores desesperados, pero ahora la cosa se le puso difícil. "Ni las carcachas se consiguen, todo está muy caro", precisó.

Estos negocios tienden a desaparecer. En la avenida Florencio Jiménez solo se localizan cinco chiveras de un total de 11, al igual que en Pavia donde también quedan cuatro establecimientos de venta de repuestos usados. Richard Vargas tiene que viajar a Guanare, Acarigua, Valencia y San Juan de los Morros a comprar chatarras abandonadas. "Tengo contactos por esas zonas que me avisan de los carros viejos, y voy hasta allá, ofrezco y lo compro", relató.

Si la documentación del carro a la venta esta legal al igual que los seriales, rápido se obtiene la carta de compra venta y en una grúa, el carro se traslada a Barquisimeto, donde se desvalija para venderlo.

Vargas admite que a su negocio ubicado en el kilómetro 11, vía Quíbor, llegan de 50 a 70 personas diariamente solicitando rolineras, transmisión, caja, tableros, motor, parabrisas, discos de frenos, aspas, mesetas, bases de motor, punta de eje y mangueras de frenos, entre cientos de piezas que necesita un vehículo. Pero no siempre pueden satisfacer la demanda de la clientela.

Recuerda que la falta de vehículos en el país, obliga a las personas a cuidar los carros, mantener los viejos en circulación. Además, la última decisión de la Fiscalía General de la República de enviar las unidades retenidos por Cicpc a la metalúrgica y convertirlos metal para viviendas, fue un error. "Las chiveras se sostenían con las subastas, con la compra de estos carros en buen estado. Fue una lástima ver cómo se fundieron más de 4 mil vehículos, que hoy sirvieran para repuestos", acotó.