Google+ Última Hora Lara: Asesinan a Profesora delante de sus hijos y su esposo

Asesinan a Profesora delante de sus hijos y su esposo

Un hombre que iba de parrillero en una moto interceptó a una pareja y les disparó. El proyectil entró por el parabrisas del vehículo en el cual andaban, le rozó el brazo al conductor y atravesó el pecho de la educadora Alyvich Bonilla de Mendoza, de 38 años de edad.
Dentro del carro estaba su hijo de 15 años y 3 años de edad, quienes vieron cómo su madre fue atacada por el par de delincuentes y posteriormente falleció.
Todas las noches salían
Alyvich Bonilla de Mendoza y su pareja, todas las noches salían de su casa, ubicada en la avenida Baudilio Lara, entre calles 15 y 16 de Quíbor, municipio Jiménez. Iban a la residencia de su madre o de su suegra. Acostumbraban a salir a las siete de la noche y regresaban cerca de las 10 de la noche. A la pareja siempre los acompañaban sus hijos de 15 y 3 años. Casi siempre la madre cargaba consigo al bebé.
La noche del jueves no fue la excepción. La pareja subió al carro, un Ford Focus plateado, en dirección a casa de la suegra de Bonilla de Mendoza. A cien metros del destino iban a cruzar cuando, de forma repentina, cuenta Albano Rafael Mendoza, unos sujetos en una moto se pararon de su lado. Él iba manejando y sin más ni más el parrillero sacó un arma de fuego. Todo fue muy rápido y el delincuente disparó hacia el parabrisas y el proyectil le rozó el brazo y le dio en el pecho a la dama.
Me dieron en el corazón”, dijo la dama. Su esposo le colocaba la mano sobre el pecho para que aguantara. La desesperación y el susto invadieron a los niños, quienes lloraban en la parte de atrás del vehículo.
Albano Rafael Mendoza acudió hasta el Hospital Baudilio Lara,de Quíbor y con ayuda de su hijo de 15 años ayudó a bajar a su esposa del carro, pero la herida fue mortal. A los diez minutos de haber ingresado murió.

El esposo de la víctima comenta que a los sujetos nunca los había visto por la zona. Se desplazaban en una motocicleta. El que manejaba estaba vestido de mototaxis, cargaba un casco puesto y no le vieron el rostro, mientras el parrillero fue descrito como una persona alta, de contextura gruesa, moreno y con una cicatriz en su rostro, quien vestía unas bermudas y un suéter azul oscuro.
No entienden qué pudo haber pasado. Para él fue que los confundieron, pues no le dijeron palabra alguna en el momento de interceptarlos.
Albano Rafael Mendoza comentó que tenía 20 años de casado con la dama, quien era educadora y pertenecía a la nómina nacional del Ministerio de Educación desde hace seis años. Trabajaba en el liceo Ricardo Arcadio Yépez de Quíbor.
Impartía la materia de Comercio, trabajaba dos turnos: los días lunes y viernes lo hacía desde el mediodía hasta las cinco de la tarde, mientras los martes, miércoles y jueves tenía obligaciones desde las 7 de la mañana hasta la una de la tarde.
La profesora además era adventista desde los 8 años y en la iglesia era la encargada de enseñarles la palabra a los niños, llamada "maestra de cuna”.
Su pareja no para de preguntarse qué pasó, pues asegura que nunca ha tenido problemas con ningún alumno, con sus compañeros de trabajo y mucho menos con los vecinos y familia.
La docente era la tercera de cuatro hermanos.
Esperan que el crimen sea resuelto, funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) iniciaron con las investigaciones del caso, hasta ahora no descartan móvil alguno.
Con la muerte de esta profesora son trece mujeres que han sido asesinadas en la entidad larense.